Cosmos: Consejeras atemporales

Osiris maldice a quien lee y no comenta òÓ!

Hay días en los que simplemente me apetece reflexionar. Olvidarme un poco de mis problemas, mis dudas y mis preocupaciones diarias para buscar consejo o incluso inspiración. Pero me apetece hacerlo a solas. Entonces es cuando acudo a las estrellas.

No importa quien seas, a qué te dediques o qué te ronde la cabeza en estos instantes. Dentro de unos años seguramente nuestra vida no tenga absolutamente nada que ver con la actual, pero adivina: cuando dentro de un lustro la duda te asole, tengas el corazón encogido, o simplemente quieras reflexionar de nuevo sal a la calle, túmbate en un banco y mira el cielo, ellas seguirán ahí. Exactamente igual que como las dejaste hoy, brillando con la misma intensidad, formando las mismas constelaciones, embrujándote de la misma manera, sin cambiar ni un ápice.

Tu vida será muy diferente, tendrás nuevos amigos, habrás perdido a otros... pero los astros formarán el mismo cuadro en el cielo que cuando las mirastes por primera vez. Es algo mágico, un billete en el tiempo. Podré volver a Salamanca/2006 cuando quiera solo con bajar a la calle, o pensar que sigo en la azotea de mi casa en Madrid/2001 cuando no sabía qué hacer con mi vida, quizá viajar a la playa de Noja/2005, volver a Paris/1994, a Palma de Mallorca/1996, a Ortigueira/2004... las posibilidades son muchas, podrás hacer tantos viajes como veces bajes a la calle a contemplar el espacio.

Te da una prespectiva increible sobre tu vida, te orienta, te aconseja, recuerdas lo que pensabas hace años y cómo creías que en aquel momento tus problemas eran importantes y, años después, cuando vuelves a pedirles ayuda te das cuenta de que no eran más que chorradas estériles. Quizá esta vez sea lo mismo -suelo pensar cuando bajo a verlas- y gracias a ellas entiendo que así es, que no vale la pena amargarse por nada porque...

...ellas siempe estarán ahí cuando las necesite. Y lo más cojonudo es que son exactamente las mismas que, en noches claras, aconsejaron a Julio Cesar, Newton, John Lennon, Cervantes, Gandhi, Che Guevara... Hitler... ahí es cuando te das cuenta de que, literalmente, no somos una puta mierda :)

Hoy he sentido la llamada de las estrellas. Hoy quería tumbarme en un banco y dejarme llevar por su inspiración. Hoy he bajado a la calle. Hoy una densa capa de nubes me ha impedido hablar con ellas... no importa, tengo la sensación de que mañana seguirán ahí para mí ;)

RoDRi

Escrito por Blogger Isisbe @ 1:50 p. m.

y estarán, esa es su magia...

 
Escrito por Blogger rodivi @ 6:51 p. m.

Y estuvieron :)